Casas de muñecas fáciles de hacer para niñas

Casa de muñecas

A muchas niñas les encantan las muñecas y también las casas de muñecas, con las que poder jugar y dar rienda suelta a su imaginación con sus juguetes favoritos. Todo el mundo sabe que una buena casa de muñecas puede llegar a costar bastante, aunque siempre podemos hacerla de manera artesana y muy sencilla, para que las propias niñas participen en su proceso de elaboración y sean ellas las que decidan la forma que debe tener, cómo deben ser las habitaciones, etc.

Si queremos construir con ellas una casa de muñecas completamente diferente necesitaremos varios productos.

Materiales para hacer nuestra casa de muñecas:

  • Cartón (de varios grosores)
  • Pegamento en barra o cola blanca.
  • Papel de regalo.
  • Trozos de tela.
  • Algodón.
  • Muebles pequeños (opcional)
  • Madera.
  • Cutter.
  • Sierra de pelo.

Principalmente son esos los productos que necesitaremos para ir construyendo poco a poco una casa de muñecas. Lo primero que tendremos que hacer es un pequeño boceto de cómo será la casa o al menos cómo queremos que sea.

El siguiente paso será pegar varios trozos de cartón para ir haciendo las paredes, para que éstas sean más robustas y la casa sea mucho más resistente. Lo que podemos hacer es la casa por habitaciones, es decir, crear una caja, hacer una habitación y así sucesivamente, después solo habrá que pegarlas una encima de otra, o a un lateral, para que todo tenga mucha más resistencia.

Con la madera, que puede ser ocumen barnizado, la cortaremos con la sierra de pelo haciendo que encaje a la perfección en lo que serán los suelos de cada estancia de la casa, como si estuviésemos colocándole parquet, lo que dará un ambiente muchísimo más acogedor, pero si queremos algo especial, lo que tendremos que hacer será extender cola blanca por los laterales interiores de la caja y pegar papel de regalo como si fuese papel decorativo.

Cabe destacar que el papel de regalo tendrá que ser sencillo, para que el aspecto de la casa también lo sea. Después, con el cutter se pueden hacer las ventanas ¿qué casa de muñecas sería si no contase con ventanas?

Con los trozos de tela podremos hacer infinidad de cosas, desde alfombras o felpudos hasta cojines rellenándolos con algodón y dándoles mucha vida. Con fotografías de alguna revista podremos decorar las paredes interiores como si se tratase de posters o algún cuadro.

Asimismo con más cartón podremos separar las habitaciones, para que todos los miembros de la familia de los muñecos de nuestra hija tengan su propia habitación donde poder hacer su vida. Si somos ingeniosos podremos también colocar puertas en esos tabiques, para tener una imagen mucho más real de lo que puede llegar a ser una casa de muñecas, aunque en este caso mucho más modesta.

Lo mejor de esta casa de muñecas es que saldrá prácticamente gratis porque casi todo el mundo tenemos en casa estos productos con los que ponernos manos a la obra. La única pega es que si queremos que quede perfecta puede llevarnos algo de tiempo, pero seguro que la niña lo agradecerá, porque pueden conseguirse cosas muy vistosas.

Además de las ventanas, para esta casa de muñecas no podemos olvidarnos de las puertas, escaleras y todo aquello que nos sugiera nuestra imaginación. E incluso podemos pintar la casa por el exterior y decorarla como queramos, o como quieran ellas que sea, color, textura, puertas, etc.